Ex secretario de la ANI implicado en escándalo Odebrecht

Juan Sebastián Correa Echeverri, ex secretario privado  de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), será la quinta persona que responderá ante la justicia por el escándalo de los sobornos pagados por Odebrecht en Colombia.

La Fiscalía le imputará cargos a Correa Rodríguez, investigado en el caso Odebrecht, porque según las investigaciones, Correa habría sido el enlace entre el ex congresista Otto Bula, implicado por el caso de corrupción de la multinacional, y la ANI. 

La Fiscalía tiene indicios de que Correa tiene toda la información sobre cómo se adjudicó el otrosí para la vía Ocaña-Gamarra, a favor de la firma brasilera Odebrecht, la Fiscalía llamó a juicio al ex congresista Bula y al ex viceministro Gabriel García Morales.

Por su parte, la Agencia Nacional de Infraestructura, explicó que las funciones de Juan Sebastián Correa Echeverri no tenían nada que ver con un nivel de decisión, ni acceso a información privilegiada de los proyectos, así como tampoco influía en determinaciones de tipo técnico o legal de la entidad.

Por la corrupción generada por la firma brasileña están presos el ex congresista Otto Bula, el ex viceministro de Transporte Gabriel García, el contratista Andrés Cardona y el empresario Enrique Ghisays. Correa aparece en el capítulo del sobornos de 4,6 millones de dólares que se habrían pagado para obtener mega concesiones desde el 2014. Es el mismo caso por el que será llamado a juicio Bula, a quien la Fiscalía le imputó cargos de cohecho y enriquecimiento ilícito.

Fiscalía ordena extinción de dominio de bienes obtenidos por Gabriel García Morales

La Fiscalía ordenó extinción de dominio sobre los activos pertenecientes al ex viceministro de Transporte, Gabriel García Morales, y de los hermanos Enrique José y Eduardo Assad Ghisays Manzur, entre ellos 5 bienes en Cartagena, dos vehículos y 4 millones de dólares en acciones de la empresa Lourion Traiding.

Dichos bienes están avaluados en más de de $12.500 millones de pesos y habían sido obtenidos por García Morales del soborno de $6,5 millones de dólares que le hizo a Odebretch para obtener irregularmente el contrato de obra del Tramo II de la Ruta del Sol.

Según las investigaciones, el pago de 6.5 millones de dólares que García Morales habría recibido de Odebrecht fueron canalizados a través de una cuenta de la empresa Lourion Traiding, creada en Panamá con la colaboración de los empresarios Ghisays.

Según la Fiscalía, para esconder el dinero, García contactó a los hermanos Enrique José Ghisays Manzur y Eduardo Ghisays Manzur, quienes crearon la sociedad en Panamá Lurion Trading Inc., en la que se depositó el dinero del soborno a través de una cuenta abierta en Andorra y posteriormente se invirtió el dinero en las empresas Pacific Infrastructure y Oil &Gas Logistics.

De acuerdo con la investigación, los hermanos Ghisays Manzur habrían recibido una comisión de 700 mil dólares para que se creara en 2010 la sociedad panameña denominada Lurion Trading Inc., en la que se depositó el dinero de Odebrecht.

Andrea Malagón, directora de la Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscalía, los inmuebles fueron rastreados en Cartagena, Bolívar, y entre lo decomisado hay un parqueadero, apartamentos y locales comerciales.

Apoyo a grupos ilegales será considerado concierto para delinquir agravado como crimen de lesa humanidad

La Fiscalía determinó que los empresarios e industriales que “por convicción y/o conveniencia” hayan contribuido a grupos paramilitares, podrían ser investigados por el delito de “concierto para delinquir agravado como crimen de lesa humanidad.”

Pues, según el ente de control, la expansión del paramilitarismo en el Urabá se dio gracias al apoyo financiero y logístico de las empresas bananeras de la región, apoyo que no fue por obligación.

Según la Fiscalía, aquellos que hayan apoyado a grupos ilegales en Urabá, también serán procesados. “Entiéndase Farc, Epl, Eln y la Corriente de Renovación Socialista CRS, organizaciones armadas, que documentalmente se encuentra probado hicieron presencia en esa zona desde la década de los 70 y fueron presumiblemente autoras de un sinnúmero de hechos delictivos”.

Hay pruebas que demuestran que las Cooperativas de Vigilancia (Convivir) fueron diseñadas desde el paramilitarismo y usadas como una fachada para recibir financiación de las empresas bananeras y como un medio “para la adquisición de armamento de uso privativo de la Fuerza Pública”, afirmó la Fiscalía.

Raúl Sánchez, profesor de la Universidad del Rosario y abogado litigante ante la Corte Penal Internacional, explicó que un crimen de lesa humanidad se caracteriza por ser una conducta generalizada y sistemática contra la población civil y aclaró que “lo que hizo la Fiscalía fue recoger legislación internacional y nacional, pues la Corte Suprema de Justicia ha señalado que muchas conductas, como el concierto para delinquir, son crímenes de lesa humanidad”.

Sánchez señaló que la Fiscalía está siendo consecuente con lo que la Comisión Interamericana de Derechos humanos le recomendó al Estado colombiano en 2012 , cuando pidió investigar la financiación de grupos armados bajo el delito de concierto para delinquir agravado, que en el caso de varios congresistas procesados por parapolítica, fue declarado como crimen de lesa humanidad.

Gabriel García Morales: en la cárcel por aceptar sobornos de Odebrecht

El exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales, acusado por la Fiscalía de recibir sobornos por Odebrecht para ganar licitaciones públicas en Colombia, se encuentra en la cárcel La Picota luego de haber aceptado los cargos imputados en su contra: interés indebido en la celebración de contratos, cohecho y enriquecimiento ilícito.

Según la Fiscalía, García habría recibido 6,5 millones de dólares para que Odebrecht ganara la licitación del tramo 2 de la Ruta del Sol, las pruebas que están en poder de la Fiscalía señalan que García se aseguró de que fuera la firma brasilera y no otra la que accediera al multimillonario contrato.

El exfuncionario podría acceder a una rebaja de pena hasta de un 50 por ciento y según su colaboración con la Fiscalía, lograr un preacuerdo, pues es una ficha clave para saber cuáles funcionarios más participaron de los sobornos. En Colombia los sobornos suman aproximadamente 11 millones de dólares.

Otro participante de los sobornos de la firma brasilera

García no fue el único que participó de los sobornos de la empresa brasilera, Otto Bula, exsenador, tuvo contrato con Odebrecht en el 2013 bajo la “modalidad honorarios por resultado u cuota de éxito” para que obtuviera la adición del contrato de la vía Ocaña-Gamarra a favor de la concesionaria Ruta del Sol.

Por ello, la firma brasileña le daría a Otto Bula una suma de 4.6 millones de dólares para asegurar el contrato y para que se entregarán beneficios económicos a favor de la Firma.

Otto Bula fue capturado y ha sido acusado por los delitos de cohecho y enriquecimiento ilícito de particulares, Bula será trasladado a una guarnición militar o al Cespo de la Policía, por seguridad, por ahora se encuentra detenido en las instalaciones del antiguo DAS.

Otto Bula, dijo a la Fiscalía que entre los involucrados están exministros, altos funcionarios y exfuncionarios del Estado, políticos, abogados, ex miembros de campañas políticas y personajes cercanos a la Rama Judicial.

Anteriormente, Bula había respondido ante la Justicia por estar involucrado en el manejo de bienes del narcotráfico. Por su parte, la Fiscalía ya tiene seis cuentas bancarias y firmas extranjeras, que sirvieron de fachada para el ingreso del dinero.