Gabriel García Morales: en la cárcel por aceptar sobornos de Odebrecht

El exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales, acusado por la Fiscalía de recibir sobornos por Odebrecht para ganar licitaciones públicas en Colombia, se encuentra en la cárcel La Picota luego de haber aceptado los cargos imputados en su contra: interés indebido en la celebración de contratos, cohecho y enriquecimiento ilícito.

Según la Fiscalía, García habría recibido 6,5 millones de dólares para que Odebrecht ganara la licitación del tramo 2 de la Ruta del Sol, las pruebas que están en poder de la Fiscalía señalan que García se aseguró de que fuera la firma brasilera y no otra la que accediera al multimillonario contrato.

El exfuncionario podría acceder a una rebaja de pena hasta de un 50 por ciento y según su colaboración con la Fiscalía, lograr un preacuerdo, pues es una ficha clave para saber cuáles funcionarios más participaron de los sobornos. En Colombia los sobornos suman aproximadamente 11 millones de dólares.

Otro participante de los sobornos de la firma brasilera

García no fue el único que participó de los sobornos de la empresa brasilera, Otto Bula, exsenador, tuvo contrato con Odebrecht en el 2013 bajo la “modalidad honorarios por resultado u cuota de éxito” para que obtuviera la adición del contrato de la vía Ocaña-Gamarra a favor de la concesionaria Ruta del Sol.

Por ello, la firma brasileña le daría a Otto Bula una suma de 4.6 millones de dólares para asegurar el contrato y para que se entregarán beneficios económicos a favor de la Firma.

Otto Bula fue capturado y ha sido acusado por los delitos de cohecho y enriquecimiento ilícito de particulares, Bula será trasladado a una guarnición militar o al Cespo de la Policía, por seguridad, por ahora se encuentra detenido en las instalaciones del antiguo DAS.

Otto Bula, dijo a la Fiscalía que entre los involucrados están exministros, altos funcionarios y exfuncionarios del Estado, políticos, abogados, ex miembros de campañas políticas y personajes cercanos a la Rama Judicial.

Anteriormente, Bula había respondido ante la Justicia por estar involucrado en el manejo de bienes del narcotráfico. Por su parte, la Fiscalía ya tiene seis cuentas bancarias y firmas extranjeras, que sirvieron de fachada para el ingreso del dinero.