Rodolfo Correa asume la Secretaría de Productividad y Competitividad de Antioquia

El gobernador de Antioquia Luis Pérez Gutiérrez, nombró mediante decreto a nuevos funcionarios para las áreas de Minas y Productividad y Competitividad para continuar desarrollando los proyectos para departamento, en el marco del programa de gobierno “Antioquia piensa en grande.”

La Secretaría de Productividad y Competitividad ahora estará a cargo de Rodolfo Correa Vargas, quien es abogado y cursa estudios doctorales en Derecho Público en la Universidad Autónoma de Barcelona, es magister en Derecho Administrativo de la Universidad del Rosario de Bogotá; máster en Derechos Fundamentales de la Universidad Carlos III de Madrid y diplomado en Arbitraje de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Los retos que le esperan a Correa

Luis Pérez le pidió a Rodolfo Correa que trabaje en proyectos grandes como el aprovechamiento del mar de Urabá, a través de la creación de la marca “El mar de Antioquia”, el puerto y el distrito de riego de Urabá y el Banco de la Gente para convertirlo en un posible generador de empleo para Antioquia. Asimismo, Pérez le ha solicitado a Correa que continúe con el desarrollo de nuevas asociaciones público-privadas. Trabajo, ideas, innovación, creatividad y dinamismo.

El nuevo secretario de Productividad y Competitividad afirmó que trabajará por las economías regionales y para hacer que la oportunidad de tener empresa, para los antioqueños, sea más accesible pues la creación de empresa es un campo en el que el nuevo secretario de ha destacado en el ámbito privado por años con firmas como Fvorum, RealStrategy y 24HN.co

Breve reflexión sobre un comparendo de un agente del Tránsito de Itagüí

Por: Carlos Andrés Naranjo Sierra
Había acabado de dejar a una amiga en su casa, un minuto después apareció una motocicleta pitándome detrás y con una sirena encendida. Me detuve y un guarda con actitud de pocos amigos me indicó que me hiciera a un lado. “Acaba Usted de pasarse un semáforo en rojo”, me dijo. Me pareció increíble lo que decía. Que yo sepa, no soy daltónico y yo había visto claramente la luz en verde, motivo por el cual decidí adelantar el bus que había parado varios metros adelante, donde está prohibido, a recoger unos pasajeros.

– ¿En rojo? Que pena, la luz estaba en verde, le dije.
– En rojo, repitió Reynocio Andrade.
– Bueno, ¿no hay una cámara allí?, le pregunté. Estoy seguro de que la luz estaba en verde.
– Puede averiguar a ver si está buena, no creo. Afirmó el agente Andrade.
– Si no está buena, será su palabra contra la mía.
– Así es señor.

Acto seguido me pidió los papeles y me repitió toda la perorata sobre los días de pago y la audiencia en la cual me aseguró que estaría, si yo no pagaba los primeros días. Un silencio incómodo aparecía después de cada frase que pronunciaba el agente, como esperando alguna respuesta mía, la cual nunca apareció luego de revelarle que el bus se había detenido en luz verde. No tenía sentido discutir con alguien que afirmaba algo tan obtuso y no suelo ofrecer dinero para evitar las multas. Yo bajaba por la carrera 49 y él estaba en la calle 48. Es decir, a 90 grados de mi semáforo. Él no tenía como ver que estaba en rojo, sólo lo supuso por el bus que paró a recoger pasajeros, en una cuadra donde la señal vertical indica claramente que no puede hacerse (Lea también: Sobre la ley como un estímulo a la corrupción).

Averigüé en Secretaría de Gobierno en la Alcaldía de Itagüí y efectivamente la cámara está mala, como muchas otras, tal como pude comprobar con los agentes de policía de la estación, lo cual además es una pena en un municipio que fue elegido por el Gobierno Nacional como ejemplo de recuperación de la seguridad gracias a sus programas integrales, entre los que se contaba con énfasis el tema del monitoreo en video del territorio. Al parecer algunos agentes de tránsito lo saben y aprovechan la falencia.

Pero más allá del tema de la cámara, me ha parecido una pena escuchar lo que me han dicho casi todas las personas cuando les he comentado el caso: “Los agentes de Itagüí y Bello son de los más corruptos del Valle de Aburrá. Como tenés un carro grande, el tipo seguro estaba buscando su prima en esta Navidad. No tenés nada que hacer”. Me resisto a creer que tenga que ser así. Generalmente pago mis impuestos y mis multas, pocas por demás, pero este no era el caso. Por eso he decidido escribir este artículo, que al parecer es lo poco que nos queda como dignidad a los ciudadanos colombianos: la queja y la denuncia.

Creo que podremos construir un país justo y en paz basados en aceptar la realidad de la corrupción, o por lo menos de la negligencia. Es natural que los seres humanos nos equivoquemos pero aún más si persistimos en el error y creemos que el Estado es un ente para sacar provecho personal. Si éste es el camino, borremos el principio constitucional del Estado como garante de los derechos, la presunción de inocencia de los ciudadanos, eliminemos aquello de que los funcionarios públicos son servidores y preparémonos para vivir en el totalitarismo que temía Isaac Asimov.

Movilidad, medio ambiente y salud están entre los principales retos de Medellín

Así va Medellín según la reciente encuesta de percepción ciudadana. Según la encuesta ciudadana Medellín Cómo Vamos 2016, en la cual se muestran avances en la percepción de seguridad, servicios públicos, cultura, vivienda, recreación y deporte, entre otros, Medellín va por buen camino.

El 77% de los encuestados cree que la Ciudad va por buen camino. Los encuestados expresaron que la Administración Municipal debería de prestarle mayor atención es al tema de la salud.

En salud, la encuesta muestra que el 56% de los ciudadanos está satisfecho con los servicios recibidos y el 24% no lo está. El alcalde Federico Gutiérrez señaló que “como ciudad tenemos una gran responsabilidad. Seguiremos avanzando con nuestro sistema de descongestión de urgencias y asignación de citas, pero necesitamos que el Gobierno Nacional haga un esfuerzo por capitalizar Savia Salud”.

Así mismo, Gutiérrez expresó que está luchando contra la criminalidad para que los ciudadanos estén tranquilos. “El compromiso sigue su camino y no vamos a ceder a chantajes ni amenazas”, indicó.

El 15% de los habitantes de Medellín afirmó haber sido víctimas de un delito en el último año. De ellos el 42% denunció ante las autoridades.

En temas como la seguridad, la movilidad y el medio ambiente la percepción no es tan favorable.  La ciudadanía percibe que las medidas de la nueva alcaldía no han sido suficientes para frenar la delincuencia y que el medio ambiente sigue padeciendo los rigores de la contaminación, lo cual le plantea un serio reto a Federico Gutiérrez, cuyo tema principal de campaña estuvo alrededor de la seguridad y la movilidad.

Colombia recibe reconocimiento de Chile por labores de desminado

En la Convención de Ottawa, en la reunión número 15 sobre la  prohibición de uso de minas antipersonales, Colombia obtuvo un reconocimiento por su labor de desminado. “Es el proceso más grande de desminado hoy en curso”, dijo el canciller chileno Heraldo Muñoz en la ceremonia de inauguración de la reunión.

En este importante evento en el que asisten 400 delegados de los 162 países miembros de la Convención, el país presentó los trabajos que se han realizado en 62 municipios en los que se han presentado víctimas de minas en los últimos cinco años.

El País  tiene más de 52 millones de kilómetros cuadrados con minas antipersonales, los departamentos que tienen más de estos artefactos son: Antioquia, Meta, Caquetá, Nariño y Norte de Santander.

Como parte del acuerdo de paz firmado recientemente con las Farc fue ejecutado  un programa nacional de desminado que incluye la intervención del 40% del territorio contaminado. Para el 2021 se busca que Colombia quede libre de minas antipersonales en un proceso en el que participarán  cerca de 10.000 efectivos.

desminado-humanitario-en-colombia

Foto: El Tiempo

El  Gobierno desarrolló una metodología que reconoce las características étnicas, comunitarias y la diversidad geográfica. “Con ésta metodología, la Instancia Interinstitucional pudo hacer una asignación de tareas que permite a la Brigada de Desminado Humanitario, la Agrupación de Explosivos y Desminado de Infantería de Marina –AEDIM-, y a las cinco Organizaciones Civiles de Desminado Humanitario acreditadas actualmente en Colombia (The HALO Trust, Handicap Internacional, APN, Campaña Colombiana contra Minas y Atexx), trabajar al mismo tiempo en los municipios más contaminados del país”, explicó Sergio Bueno Aguirre, director para la Acción Integral contra Minas Antipersonal de la Presidencia.

La Convención de Ottawa es conocida también como Convención Sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su destrucción.