La corrupción acecha en las oficinas de Planeación y Catastro del oriente antioqueño


“Todo el mundo sabe que para que un permiso salga pronto, se necesitan dos millones de pesos en Rionegro. Algo similar sucede en El Retiro o La Ceja”
 dice Juan Carlos Mazo*, un contratista que trabaja construyendo casas en el Oriente Antioqueño, y no es el único. Entre la gente que ha comenzado a migrar hacia este nuevo polo de expansión, es común escuchar este tipo de secreto a voces.

Incluso para conseguir permisos de locales comerciales, los habitantes de los municipios del oriente antioqueño deben soportar muchas veces las insinuaciones de pagos non sanctos, por parte de funcionarios oficiales, si desean abrir sus locales en menos de seis meses. “Tenemos mucho trabajo. Ese permiso depende más de usted que de nosotros, así que usted dirá”. fue la frase con la que recibieron el año pasado a un pareja de comerciantes que averiguaban por la licencia para un pequeño local de servicios en municipio de El Retiro.

El deseo de muchos habitantes de Medellín y sus municipios cercanos, por tener un sitio de descanso los fines de semana cerca del Valle de San Nicolás, ha disparado la voracidad no sólo de constructores y compradores, sino también de funcionarios públicos que pretenden enriquecerse exigiendo pagos adicionales por realizar sus funciones legales. Recientemente desde la dirección de GALERIAPOLITICA.COM, pudimos comprobar cómo al seguir los conductos regulares para gestionar el papeleo de una propiedad, la respuesta puede tardar cerca de dos años.

Un periodo de espera demasiado largo, teniendo en cuenta que no puede pasarse a la fase de construcción sin los debidos documentos. Luego viene la gestión de la obra y los servicios públicos de luz y acueducto, que pueden tardar perfectamente otro año más. Con lo cual no se podría habitar una finca antes de tres años. La gente hace cuentas, mira el dinero que pierde esperando y desafortunadamente algunas veces termina cediendo ante la corrupción que acecha en las oficinas de Planeación y Catastro del oriente antioqueño.

Invitamos a la comunidad a participar de este artículo con sus comentarios y sus experiencias al respecto, en el espacio que encontrarán al final del presente y en nuestras redes sociales de Twitter y Facebook. Agradecemos hacerlo de forma respetuosa y ciñéndose a los hechos.

*El nombre de la fuente ha sido cambiado para proteger su identidad.

Un pensamiento en “La corrupción acecha en las oficinas de Planeación y Catastro del oriente antioqueño

  1. Pingback: El precio del paraíso - Carlos Andrés Naranjo Sierra - El blog de las 5p

Los comentarios están cerrados.