Juan Manuel Santos gana el Premio Nobel de Paz

En la madrugada de este viernes 7 de octubre de 2016, el comité noruego del premio Nobel, reconoció el esfuerzo del pueblo colombiano para acabar con un conflicto de más de cincuenta años, a través del premio Nobel de Paz que se entregará al presidente Juan Manuel Santos.

La portavoz del famoso galardón afirmó que “El comité ha decidido otorgar el Premio Nobel de Paz 2016 al presidente colombiano Juan Manuel Santos por su decidido esfuerzo por acabar por una guerra civil de más de cincuenta años […] El premio también es un tributo al pueblo de Colombia que a pesar de las grandes dificultades, no ha perdido la esperanza de una paz justa”.

En pasadas ocasiones, el Premio Nobel ha sido entregado a las partes que están en conflicto, como el caso de Israel y Palestina. Sin embargo en esta ocasión sólo se entregará a Juan Manuel Santos y no a la guerrilla de las Farc. La presidenta del Comité Nobel de Noruega, Kaci Kullmann Five, explicó este jueves que a pesar de que el presidente Juan Manuel Santos estaba nominado junto con Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, jefe de las Farc, fue el primero quien tomó la iniciativa por la paz.

Juan Manuel Santos manifestó que esta distinción es por las víctimas y para que no haya ni una sola más: “debemos reconciliarnos y unirnos para culminar este proceso, y comenzar a construir una paz estable y duradera”, afirmó el presidente colombiano.

¿Por qué no asistió el gobierno de EEUU a la posesión de Santos II?

2357890_g_89e320_imgg
Por: Carlos Andrés Naranjo Sierra
Varios hechos importantes han comenzado a pasar inadvertidos para los grandes medios de comunicación acerca del gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Entre éstos no deja de suscitar cierta suspicacia la omisión del la noticia de la inasistencia de los representantes del gobierno de Estados Unidos a la ceremonia de posesión del reelecto mandatario colombiano. Ni el vicepresidente, ni el delegado para asuntos latinoamericanos, ni siquiera el embajador estuvo ¿Qué está pasando?

La reciente cumbre de ministros de defensa de Unasur organizada por Colombia, a la que sólo asistieron 4 de los 12 invitados, es una clara muestra de que algo anda mal en las relaciones continentales del mandatario colombiano. No olvidemos que tampoco asistieron a la ceremonia de posesión los presidentes del ala izquierda latinoamericana, a pesar de que la apuesta de Mister Santos I y II ha sido el tema de la negociación con las guerrillas colombianas. Ni a Dilma, ni a Michelle, ni a Cristina se les vió en la posesión. Mucho menos a Maduro u Ortega.

La verdad sea dicha, Correa sí vino. Soportó la ceremonia, se veía en su cara, y se devolvió al instante para Ecuador. Pero una golondrina no hace verano. Otra muestra más de que Mister Santos parece no contar con el suficiente apoyo internacional, es el anuncio de la postergación indefinida del expresidente Samper como secretario general de Unasur. Quienes antes eran sus amigos en el vecindario ahora no quieren salir a jugar con él. Claro, Uribe tampoco contaba con ese apoyo pero sí con el de Mister Bush.

Para algunos el desplante del gobierno de Obama se debe a que Santos está del lado de los Clinton, con los que el presidente norteamericano tiene evidentes rencillas por estos días. También puede ser que ahora Colombia no sea tan importante para el Tío Sam (¿lo ha sido?). Pero lo preocupante es que para otros, es una manera de rechazar la doble cara con la que el presidente colombiano está asumiendo la negociación con las Farc, que Obama apoyó en un principio. Ojalá sea lo primero porque si es esto último es porque el gobierno de los EEUU, que si saben de chuzadas, ya conoce algo muy maluco sobre este proceso y los colombianos apenas lo sabremos dentro de unos meses…

Juan Manuel Santos es reelegido presidente de Colombia


Con una votación cercana a los 7.816.986, correspondiente al 51% de los votantes, Juan Manuel Santos se proclamó ganador de la segunda vuelta presidencial celebrada el día de ayer en Colombia. Su contendor, Oscar Iván Zuluaga, obtuvo una votación de 6.905.001 para un 45% y el voto en blanco se hizo con 619.396 votantes lo que representa aproximadamente el 4% de los sufragantes.

Esta campaña presidencial pasará a la historia como una de las más escandalosas debido a la propaganda negra que se utilizó y los recursos estatales que se pusieron al servicio del candidato presidente por medio de toda la maquinaria electoral y la mano amiga que brindaron otras ramas del Estado, como el poder legislativo, a través de los congresistas de los partidos afines al presidente, y del poder judicial, por medio por la Fiscalía General de la Nación.

El nuevo período presidencial del actual mandatario, arranca lleno de promesas alrededor de firmar un acuerdo de paz con las FARC en La Habana, y con el ELN con quien anunció en campaña que había comenzado negociaciones, de mejorar efectivamente el acceso a la salud, la educación y la justicia de los colombianos a través de nuevas y necesarias reformas que se dilataron durante su primer gobierno y de continuar con el crecimiento económico a partir de otros productos ajenos a la minería y los commodities,