GaleriaPolitica.com entrevista a Juan Felipe Campuzano


GALERIAPOLITICA.COM: ¿Quién es Juan Felipe Campuzano?
Juan Felipe Campuzano
: Soy hijo de padres separados, tengo una hermana. Vengo de una familia del Oriente Antioqueño, los Zuluaga de Santuario y los Campuzano de La Ceja. Soy un empresario, me crié parte de mi vida, en la Costa Atlántica, entre Medellín y la Costa Atlántica, entre Sincelejo, Cartagena y Medellín pasé mi infancia.

Soy administrador y economista de la Universidad Eafit y soy negociador de Conflictos Internacionales de Oxford. Soy un hombre casado y tengo 3 hijos. Soy una persona muy arraigada a la tradición, al hecho de dónde venimos, a lo que somos, al típico arriero antioqueño, me gusta eso, me gusta esa cultura. En este momento he creado y lidero 8 empresas que generan más de 1.800 empleos directos en Colombia y bueno, ahí a grandes rasgos ese es Juan Felipe.

GP: ¿Esos principios del arraigo y la tradición, lo coloca más del lado del espectro conservador que del espectro liberal?
JC:
Sí, soy un hombre más conservador que liberal. Lo que pasa es que hay que tener el sentido de qué es ser conservador y qué es ser liberal. Ser conservador para mí es valorar de dónde venimos, y tratar de mejorar todo para no estropearlo simplemente por libertinaje. Por ejemplo, valoro el respeto, valoro los buenos modales: buenos días, buenas tardes, buenas noches, gracias, cómo estás; valoro el ímpetu con el que regionalmente nosotros fuimos educados, porque nos hizo hombres de tesón, fuertes, capaces de salir adelante y de crear cosas grandes, porque ese mismo poder que nos estaban trasmitiendo nuestros padres, nuestros abuelos que labraban la tierra, fueron saliendo adelante y consiguiendo otras cosas.

Esa templanza y ese tesón que se ha perdido hoy en día, es el que yo valoro, entonces por eso es que me hago más hacia el lado más conservador, fuera de eso, yo soy un hombre profundamente católico, profundamente cristiano, muy creyente, creo no solamente por herencia, sino por convicción en la mano de Dios, en la vida de la gente, para lo bueno y para lo malo, sin culparlo a él de nada.

Creo en la familia, y no solamente digo: “hombre es que creo en la familia”, sino soy un hombre que tengo 31 años y estoy casado y tengo 3 hijos, entonces ¡creo en la familia!, ¿por qué creo en la familia? porque creo en la unidad, creo en la familia numerosa porque eso hace gente menos egoísta, hace a la gente más dispuesta a interactuar. Hoy en día, de mi primer hijo Vicente, mi hijo chiquito, está utilizando la ropa que éste utilizó, y también mi hija Guadalupe le dejará la ropa a su próxima hermana.

Son cosas pequeñas que incidieron mucho en la colectividad del antioqueño, en lo que es la sociedad antioqueña, la gente numerosa, amable, preocupada por los demás. Cada vez que nos hemos ido individualizando, nos hemos vuelto más liberales en ese aspecto, nos hemos ido volviendo más egoístas, menos proactivos, creemos menos en la gente porque nunca tuvimos en nadie que creer, nunca tuvimos que darle la confianza a un hermano o a una hermana, taparle algo a una hermana o un hermano, y saber que uno tenía una responsabilidad. Todo eso se fue perdiendo y por eso creo que soy de espectro conservador porque lo vivo, lo siento y lo práctico.

GP: ¿Alguna comunidad religiosa por la que sienta especial afecto?
JC:
Neocatecumenado, yo soy miembro. Usualmente utilizo una cruz en la solapa. Yo soy miembro de una logia Francesa que son los templarios, soy catecúmeno y pertenezco a algunos círculos de la cruz del Opus Dei.

GP: ¿Por qué incursionar en la política?
JC: Porque yo soy muy afecto de la parte social. Soy un hombre que le doy la universidad a 45 personas en el país, en las mejores universidades del país. Tengo en la Sabana, en los Andes -son como mis hijos- en la Bolivariana, en Manizales, en Montería, en Barranquilla, donde quieran estudiar, yo los sostengo, les doy la universidad. Me vinculo con la causa de las viviendas de muchas personas, uno quiere ayudar a todo el mundo pero no puede. He hecho por hay unas 400 o 420 casa de mi bolsillo regalándoselas a la gente, doto escuelas, por ejemplo, donde tengo fincas usualmente las escuelas, me vinculo con ellas y las doto, normalmente hay solamente una profesora para todos los cursos y yo pago las otras.

Entonces siempre he sido muy afecto de ayudar la gente y lo que yo busco es tener un lugar donde mi actividad en pro de la gente y de mi país y de mi ciudad y mi región y entorno, sea amplificada simplemente. Y obviamente como empresario me veo solucionando problemas que debería solucionar el Estado y para eso están los políticos, para que los solucionen.

A mí me llega un empleado y me dice: “que pena jefe ayer yo no pude venir porque imagínese que a mi esposa la internaron, casi perdemos el bebé, no me quisieron atender por el seguro, se estaba era muriendo, entonces llegó mi cuñada, y mi cuñada tiene un modo mucho mejor que yo, y ella tenía una platica ahorrada, entonces metí mi esposa por consulta privada y la dejaron, y pues me toca pagar $3.000.000 de hospitalización, y ¿que por qué no la entré por el seguro? donde hubiese esperado el seguro se muere”, entonces ¿qué dice uno como empresario? pues hombre tenga la plata.

Pero cuando llega la DIAN, uno ¿qué dice? llegan encima de uno y dicen esto y lo otro, impuestos más impuestos. Y yo pago los impuestos pero veo cosas como las que están pasando en Medellín y ésto a uno lo exaspera. Voy a la política porque básicamente quiero traducir mi éxito privado, en lo familiar, en lo social, en lo económico, quiero traducirlo a lo público, quiero ser un hombre exitoso en lo público, en lo privado, en lo social, en lo familiar, en todo.

GP: ¿Ya antes se había sometido a alguna consulta popular por votación?
JC:
Yo me lancé al Senado las elecciones pasadas, por petición de algunos miembros del partido, porque querían caras nuevas y yo me iba perfilando como un futuro político. Me lancé, la verdad en ese preciso instante estaba en una negociación muy importante con unos españoles vendiéndoles un gran porcentaje de una empresa bastante importante que tengo en Colombia, por lo que solo pude hacer campaña 10 días. Salí 10 días a campaña, puse dos vallas y salí 2 veces en la cosa política y saqué 15.000 votos o algo así.

Ahí me di cuenta que mis propuestas tenían eco, que le llegaba a la gente, que había carisma, que había fuerza, que la gente me creía, que miraban a los ojos. Eso fue la primera participación en la política.

GP: ¿Cómo ve el panorama general de los candidatos de la Alcaldía en Medellín?
JC: Pues hombre, yo como político me debo guardar muchas apreciaciones, pero como ciudadano no pues puedo decir lo que quiera y sigo siendo un ciudadano. Veo gente muy buena, veo gente regular, y veo gente mala, como todo. Me preocupa que la gente regular y la gente mala todavía capte la atención de la gente porque quiere decir que aún no hemos aprendido la lección, que todavía seguimos siendo motivados con muy pocos argumentos, o casi con nada. No hay propuestas relevantes, y han escuchados el discurso de nosotros y unos ha ido pegándose de eso, y han cogido cositas, pero casi siempre se pegan de lo mismo: “hay que trabajar en el tema de seguridad, hay que trabajar en la educación, hay que trabajar en este tema”. Viejo, pero ¿qué va a hacer, cómo, dónde, cuándo, cómo o lo piensa hacer?, entonces lo que me preocupa a mi es que entre esa gente buena, regular o mala hay diferentes liderazgos. Veo mucha ausencia de propuestas en unos lados, veo muy sobrados en propuestas en otros lados pero tengo claro que hay gente buena, regular y mala como candidatos.

GP: ¿Alguna propuesta ó algún candidato que le preocupe especialmente?
JC:
Pues hombre yo, a mí que me preocupe como ciudadano ¡pues la verdad no! Y te voy a decir ¿por qué?, porque cada sociedad tiene los lideres que se merece, entonces si es algo colectivo uno se tiene que someter a las reglas y mirar a ver cómo va equiparando o distribuyendo esos conocimientos, o esa exigencia de argumentos para las próximas elecciones, pero a mí que me preocupe, ¡ninguno! pues la verdad yo soy de muy pocas preocupaciones, y de un solo miedo que es el temor a Dios, de resto no tengo preocupaciones, la vida está llena de problemas y si uno se preocupa por ellos ¿para qué?, ocúpese en solucionarlos y listo.

GP: El Partido de la U ha hablado de consulta interna, algunos han mencionado consulta impartidista, otros han hablado de consenso ¿hay algún mecanismo de esos en los que estés especialmente de acuerdo?
JC:
Con todos, pues lo que es ley para todos no es ventaja para nadie. Lo importante es que haya claridad, lo importante, un ejemplo, es que digan: encuestas. Entonces vamos hacer unas encuestas y las tendencias, y como uno va en las encuestas por encima, no vaya a ser que después digan que no, que consulta, entonces después uno demuestra que puede ganar en la consulta, entonces dicen que no, que los coorporados…

Lo que yo digo es claridad en las reglas, que vamos a jugar un partido de watherpolo para definir el aval, listo venga juguemos, vamos a jugar ajedrez, listo juguemos pero que sea eso. Pero no que perdieron en el ajedrez y no es que venga hay una segunda vuelta de 200 metros planos, ¡No! y yo soy así jovial y te cuento las cosas como las veo y como las siendo, entonces si hay claridad en las reglas lo que sea, y si hay que ir arrodillado de aquí hasta la luna pues vamos. El que primero llegue.

GP: ¿Estaría de acuerdo con una consulta interpartidista, es decir, participar en la consula con candidatos de otros partidos?
JC:
Yo esa consulta no la acepto, porque el partido de la U representa algo, representa los principios y valores del Uribismo, y si se va a convertir en un partido tradicional y si nosotros le vamos a dar cabida a personas que no representan el Uribismo, sino que como el logo de la U es vendedor entonces lo necesitan. Van a dar tumbos y brincos por ahí, no eso no lo permito yo. Si el Partido de la U cree que nosotros los precandidatos no somos lo suficientemente valiosos para ser candidatos del Partido, para representarlo, que nos digan de una vez y punto y dejamos de estar pendejeando y lo que me cuestan la vallas lo regalo en casas o le doy educación a la gente, que me encanta hacerlo.

Entonces la consulta interpartidista no, pues para mí la política es de doctrina, hay que meterle doctrina a la política y ¿cuál es la doctrina? restructuración de la sociedad antioqueña, es restructuración de la sociedad colombiana. Gente honesta, trabajadora, laboriosa enfrentados a un flagelo que hoy en día la estela del narcotráfico, nos ha dejado: antivalores, plata fácil, asesinar por cualquier cosa, la vida no vale nada. Nosotros tenemos esa doctrina que es seguridad y contundencia en la seguridad.

Si somos blandengues en eso, entonces me van a llegar aquí una persona que piense diferente, creo yo que no estamos en lo mismo, el Partido de la U presentó algo que fue sencillamente seguridad democrática, prosperidad económica y cohesión social, yo me identifico con esos tres principios. Empezando por la seguridad, porque si me van a traer a alguien aquí, que primero la educación, segundo la educación, después parques biblioteca, después mangos, después girasoles y, si podemos, seguridad, ¡No! no me veo, entonces, no voy a permitir, que alguien venga a competir contra mi si no estamos en los mismo. Yo creo que caballos con caballos, marranos con marranos, vacas con vacas, para no mezclar el potrero, y ya de ahí que en la granja como aquella fabula, que gane el mejor.

GP: Eso me da cabida a otra pregunta y es ¿cómo le ha parecido la administración del alcalde Salazar?
JC:
Yo no voy a criticar la administración como tal porque la administración como tal son más de 15.500 funcionarios, que cada quien tiene que hacer su trabajo bien hecho, pero si puedo criticar la falta de liderazgo y autoridad del alcalde. Usted me dirá ¿por qué falta de autoridad? por varias cosas. Yo no voy hablar en lo personal ni nada, pero yo le voy a decir: hoy en día cómo es posible que algo que ya habíamos desterrado en Medellín, regrese a Medellín. Balaceras entre barrios, fronteras invisibles, el micro tráfico en Medellín, generan $1.500.000.000 diarios, con la extorsión, boleteo y la mafia en Medellín. Los semáforos tienen precio, valen $15.000 los más baratos, llegan a valer hasta $60.000 el día, los puntos de ventas de minuto a celular, valen hasta $2.000.000 mensuales, dependiendo donde estén ubicados. La gente en el comercio en todo el centro de Medellín, es boleteada y extorsionada, $10.000 o $15.000 diarios, entonces ¿cómo puedo decir que le ha ido bien en el tema de la seguridad?

En el tema de cobertura educacional puedo decir que le ha ido bien, en el tema de salud alimentaria le puedo decir que le ha ido bien. Ha hecho las cosas pero no es suficiente. Y yo le voy a decir algo, dos frases que resumen los gobiernos, el anterior a Salazar, el del doctor Sergio Fajardo y el del doctor Alonso Salazar: “Medellín la más educada”, y yo quiero saber ¿qué es educación?, porque entre los primeros 300 colegios del país, no hay ni uno solo del municipio de Medellín, ni privado ni público.

“Medellín la más educada” ¿dónde, por qué o para qué?, ¿Vamos a seguir consumiendo opio político?, después “del miedo a la esperanza pasamos del miedo al terror”. Te cogen acá en la superior, en la inferior, sales de un cajero con $300.000, vas a invitar a tus hijos y a tu esposa a Burger King o a McDonalds y te pegan 3 tiros por quitarte $300.000. Resulta que tu eras un generador de 800 empleos, el dueño de Caravana, y quedaste ahí tendido por $300.000. ¿Del miedo a la esperanza? ¡que esperanza!

Del miedo a la esperanza, eres un hombre que dejo las armas, eres un líder barrial, promueves con la música la paz, la inclusión social, pero acabaste de pasar una calle que no podías pasar, y te pegaron 7 tiros, “del miedo a la esperanza”, 23 años, el futuro de una familia, el futuro de una sociedad, el futuro de un tejido social, la esperanza de un cambio tendido en el piso, bañado en sangre porque “del miedo a la esperanza”.

GP: Algunos argumentan que parte del problema de la violencia que sufre en este momento Medellín tiene que ver con la extradición de los lideres paramilitares, porque se acabo esa tensa calma que había y que también parte del Plan Colombia ha hecho que mucha de la droga se quede aquí en Colombia y empiece a darse la lucha por los territorios ¿está de acuerdo con eso, es decir, sería más un problema de orden nacional que local?
JC:
Le cuento que hay un proverbio templario que dice: “donde estés, con lo que tengas, haz lo que puedas, pero siempre busca la gloria”. Óigase bien, y esto es una cosa del siglo XII, entonces yo creo que aquí con lo que se tiene no han hecho lo que han podido. Tienen demasiado y no han hecho lo que se puede hacer.

Puede que el problema sea de orden nacional, pero si una persona no tiene la suficiente jerarquía y capacidad de mover todos los insumos que tiene, para por lo menos pacificar su ciudad…

Si esto es un problema del orden nacional ¿Por qué en Bucaramanga mueren 8 habitantes por cada 100.000 y por qué aquí mueren 114 cada 100.000, si es un problema nacional? ¿O es que en Bucaramanga no consumen droga? ¿O en Bucaramanga no roban? ¿O en Bucaramanga no delinquen? ¿O allá no hay delincuentes?

Si el problema es de orden nacional, entonces eliminemos lo municipios y el departamento y que responda el presidente por todo. Pero si dividimos el estado en Municipios y Departamentos es para que tengan responsabilidades y ayuden a solucionar los problemas, a controlarlos desde puntos estratégicos, para que la suma de todo le permita a un presidente manejar un país.

GP: Un pequeño paréntesis hablando de los presidentes ¿Cómo le ha parecido la presidencia de Santos?
JC: Hay que esperar todavía, hay que esperar.

GP: ¿Esperaba más?
JC:
Sí, pero hay que esperar. El está haciendo unas apuestas grandes y uno puede estar en este momento de acuerdo o no, pero salir a criticar o a aplaudir lo que está pasando, es prematuro, porque son las apuestas que necesitan cierto tiempo para ver los resultados. Entonces hoy en día puede tomar unas posturas muy criticables, puede que sí, pero si yo critico esas posturas sin ver resultados me convertiría en un político sesgado y no me gusta serlo.

GP: ¿Cuál considera que es el principal problema en Medellín ahora?
JC:
La violencia, la inseguridad indudablemente ¿para que educación?, un pelao ¿para qué lo educan? Para que a los 23 años porque pasó una calle le peguen 3 tiros ¿Para qué? para que usted salga de un banco o un cajero electrónico con $100.000 para invitar a la novia a entrar a cine y le peguen 2 tiros y lo dejen inválido ahí ¿Para que se educa? ¿Para que come? ¿Para que vive? Si la vida va cayendo y se va cayendo al piso arrodillada, subyugada por el crimen, por la demencia criminal.

Y resulta que a los criminales les dan todas las becas. Organícense, vengan acá, todas las becas son para ustedes, todos los subsidios son para ustedes. Pero aquel hombre, honesto trabajador, con los zapaticos rotos, moneditas contando para montarse a su bus, llega un dañado y le dice: -“hombre venga no trabaje deje de ser tan pendejo nosotros le damos trabajo acá”. -“no déjeme tranquilo hermano que mi cuña esto lo otro y tal” y ese hombre cuenta las monedas para llegar de un lado al otro y llega a pedir ayuda municipal o ayuda estatal, y las respuestas es que las becas ya fueron dadas por orden de yo no sé quién, porque tenían que ser dadas para el bloque cacique no se qué, para el bloque no sé que y para el bloque no se cuantas.

¡Qué es ésto! En Colombia es mejor ser malo. Vaya, sea malo, delinca, destruya, mate, asesine, haga rodar sangre, y venga y le damos todos los beneficios, lo subsidiamos, le damos educación, porque es que un hombre que mata y coge un arma para pegarle 3 tiros a una persona es porque no sabe leer y hay que enseñarle a leer para que no mate, hay que enseñarle a sumar para que no mate.

¡No señor! ¡eso no es así!, un tipo que es capaz de hacer eso, como lo decía ayer un periodista, el que es capaz de coger un arma en la mano, que se atenga a la respuesta también. Así de sencillo, entonces ¿qué pasa? El principal problema de Medellín es seguridad. Si nosotros establecemos la seguridad en Medellín nosotros podemos ser prósperos económicamente, podemos traer la inversión necesaria para construir las obras de movilidad que necesitamos, podemos generar el ambiente educativo que se necesita.

Pero es que es imposible una belleza de colegio y una belleza de biblioteca y que no pueda pasar uno allá, estoy al frente de la biblioteca y no puedo pasar porque aquí manejan los iguanos y haya manejas los no sé que; entonces no puedo caminar 10 metros para meterme en un maldito colegio porque me matan y mañana no pueden ir al colegio porque mañana va a haber enfrentamiento ¡y lo anuncian!.

GP: ¿Qué hacer para mejorar la seguridad entonces en la ciudad?
JC:
Nosotros estamos decididos a algo: cero tolerancia, cero negociaciones, no le creo a la palabra del crimen en Medellín. El crimen en Medellín es una multinacional. Que tiene presidentes, gerentes, subgerentes y empleados. Y un empleado de esa multinacional del crimen se gana entre $6.000.000 y $8.000.000 mensuales. Por lo que pueda pasar. Si hay que matar a alguien, si hay que transportar droga, si hay que ir a botar a alguien al río, si hay que transportar dinero, si hay que cuidar plazas de vicios, si hay que fletear, si hay que lo que sea, para lo que necesiten se ganan entre $6.000.000 y $8.000.000, eso es lo que le pagan, que hay que ir a apretar a este porque no quiere pagar la extorsión, el boleteo, etcétera.

Entonces lo que nosotros proponemos es cero tolerancia. O corremos nosotros o los hacemos correr a ellos, es lo que nosotros planteamos. Una de dos; porque si no, que me digan para yo irme. Nos vamos todos y dejemos nuestros bandidos aquí pero los dos no podemos convivir.

GP: La Policía se queja de que persigue a los bandidos pero que la Fiscalía los suelta…
JC:
Es que no es un problema de policías. Hacen falta policías pero no porque ellos no hagan su trabajo. Hacen falta policías porque ellos, pobrecitos, no están ni en la media mundial del número de policías por cantidad de habitantes.

GP: ¿Más pie de fuerza?
JC:
Claro, necesitamos 1.500 hombres más. Además de esos 1.500 hombres más necesitamos crear dos cosas importantes: fuerza de tarea conjunta. Esa fuerza conjunta que aglutine Fiscalía, que aglutine Procuraduría, que aglutine Personería, que aglutine Policía y Ejército, inteligencia. Que la persona que ya vayan a coger sepa que la pueden coger. Que ya no hay un huequito en la ley que lo van a dejar salir, cierto.

Además de otra cosa que es una cruzada nacional, para dedicar a la sociedad. Exigirle a los congresistas, leyes serias, fuertes y decentes para combatir la mente criminal de Colombia y los colombianos. Es que aquí hay gente muy buena, pero aquí hay gente muy mala. Es que los buenos somos más ¿Los buenos somos más? Y a ver donde están los buenos somos más. Yo quiero saber cuantos somos los buenos. Usted ve que están atracando a una señora y sale corriendo, usted ve que le van a pegar 3 tiros a un tipo y se vuela, agacha la cabeza y se tira al piso; A ver cuales son los buenos donde estamos los buenos pues ¿Nos vamos a dejar ganar si los buenos somos más? ¿Nos vamos a dejar ganar de los malos?

Entonces fuerza de tarea conjunta. 1.500 hombres más. 50.000 cámaras de vigilancia en toda la ciudad; Y algo especializado que es el bloque de búsqueda. Unos hombres armados, dotados, con 2 helicópteros para perseguir a estos bandidos día y noche; Para disuadirlos y el que no se deje disuadir que haya con que responderle, así de sencillo.

GP: Ahora mencionaba lo del Senado, las leyes, el Congreso todo esto; hoy por ejemplo se esta votando lo de la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores ¿usted esta de acuerdo con eso?
JC: Claro que sí. Es que yo como senador dentro de mis propuestas estaba la cadena perpetua para corrupción, acceso carnal violento, que es violación, y traición a la patria. Yo soy un tipo que creo en la cadena perpetua. Creo en la cadena perpetua, claro.

GP: ¿Cree en la pena de muerte también?
JC:
No, solo Dios, para mi, tiene derecho a juzgar entre la vida y la muerte. Pero nosotros como humanos tenemos que castigar humanos. Y otra cosa; también creo que los derechos humanos son para humanos. Yo no se donde ven a un ser humano con una sierra en la mano cortándole la cabeza a otro. ¿Me entiende? Entonces para nosotros los derechos humanos para humanos.

GP: Ahora decía que si no podemos tener seguridad no puede haber buena movilidad y no puede haber buen empleo. ¿Hay propuestas alrededor de la movilidad y del empleo?
JC: Claro, las propuestas nuestras… nosotros venimos desde el campo empresarial y te voy a contar algo: nosotros tenemos la solución para el problema de movilidad en nuestra ciudad. Nosotros estamos atrasados 30 años en movilidad, y mensualmente le entran entre 24 y 30 kilómetros lineales de carros nuevos a la malla vial actual. Entonces ¿qué pasa? nosotros necesitamos la Concesión del Río. La vía del río, dos circunvalares, deprimidos entre oriente y occidente y subterráneos por el centro de Medellín, para que de Buenos Aires no haya que entrar 45 minutos al centro para llegar a San Juan.

Necesitamos ese tipo de deprimidos, y que todas las glorietas de Medellín sean intercambios viales, porque lo de los semáforos a mi me parece una solución macondiana. Más importante de ésto, es que ésto cuesta mucho dinero ¿cierto? Bueno pues hace 6 meses, gracias a los asesores internacionales que tenemos, Roberto Toso, exministro de economía chileno, 8 años del gobierno de Pinochet y fue uno de los “Chicago Boys”, hoy en día es asesor de la secretaria de Estado de los Estados Unidos en temas económicos para Europa y Asia, es el zar de la deuda externa, conocido como el zar de la deuda externa en el mundo. Ha reestructurado la deuda externa de 54 países, ha creado 110 bancos centrales de igual número de países, es el asesor económico para Medellín.

Gracias a este hombre hace 6 meses, pactamos en Europa EU$8.000.000.000 por concesión para Medellín, para estas vías que se necesitan, 4 fondos, 4 bancos, 2 compañías constructoras. Tenemos los EU$8.000.000.000 para invertir en Medellín y esto no solo va a repercutir en la movilidad, va a repercutir en la generación de empleo, en la riqueza; vamos a duplicar el ingreso percápita de los antioqueños, de Medellín, en 4 años, con esos EU$8.000.000.000, vamos a generar más el fondo de capital de riesgo, que enseguida te lo explico, vamos a generar 400 mil empleos generales en 4 años.

Para terminar lo de la movilidad. Jordi Piera, premio original de movilidad y reestructuración de ciudades, 10 años consecutivos, mi asesor en movilidad para Medellín, fue quién me ayudó a conseguir esos fondos y esos recursos, lo mismo Roberto. Pero ¿por qué? porque tienen credibilidad en mi ¿y como me gané yo esa credibilidad? me la gané haciendo negocios con ellos, haciendo empresas con ellos. Me fui, plantee la solución para Medellín, les vendí a Medellín bien vendida, porque Medellín puede tener muchas cosas pero lo que les interesa a ellos son temas económicos, les vendí la ciudad, les interesó y pactamos los 8 mil millones de euros para invertir en Medellín.

En el tema económico vamos a crear el fondo de capital de riesgo. Ese fondo de capital de riesgo. Es muy diferente a ese Banco de las Oportunidades y al Banco de los Pobres. Porque es que el principal problema del banco de los pobres es que usted tiene que reconocer que es un pobre “yo soy pobre, voy al banco de los pobres, para que le presten a un pobre, porque voy a seguir siendo pobre, porque no voy a tener la posibilidad de ser nada mas pero voy a ser un pobre con posibilidades de vivir, de subsistir”. Entonces tenga $5.000.000, porque no le podemos prestar más. Entonces resulta que usted es un pobre, pero resulta que en los Estados Unidos, en esas sociedades ha habido pobres que con una idea se han convertido en multimillonarios. Porque los hombres todos tenemos algo, que es nuestra genética, que es nuestro cerebro y por muy pobre que uno sea o por muy mal educado o ignorante, hay posibilidades de salir adelante con ideas.

Entonces cual es el fondo de capital de riesgo que nosotros vamos a crear: no van a haber límites de créditos, no va a tener que demostrar que usted no la necesita y empeñar a toda su familia para tener su plata. Usted llega acá y me dice: “ve Juan Felipe yo tengo un proyecto, al fondo de capital de riesgo llegamos, tengo un proyecto y quiero internacionalizar mi pagina web, creo que puedo hacer esto en toda América Latina, pero para esto necesito corresponsales, unas oficinas, unas centrales y yo le creo a mi proyecto, pero si necesito mas o menos unos $500.000.000 para hacer esto”. Entonces el fondo de capital de riesgo te dice: “ve hombre, tu idea es medianamente viable”. Porque no hay viabilidad en todos los proyectos, tiene que ser medianamente viable. Yo te digo, $500.000.000, téngalos, saque su proyecto adelante. Genere empleo, genere riqueza que eso es lo que nos interesa a nosotros.

GP: ¿Parecido a lo que hace el SENA con los capitales semilla?
JC: Lo que pasa es que los capitales semilla, son capitales semilla pero muy chiquitos, es lo que te digo: si voz llegas con tu proyecto, el límite es tu idea. Hombre mi idea y mi proyecto medianamente viable vale $1.000.000.000, nosotros te vamos a facilitar los $1.000.000.000 sin importar donde vivas, cuanto tengas en el banco, si tenés cuenta bancaria o no la tenés, sin importar absolutamente nada; A mi me importa tu idea y le voy a apostar a tu idea.

Ese modelo fue utilizado en Chile; es el pie de lo que es la sociedad chilena hoy en día y lo montó Roberto Toso. El déficit de desempleo que tenía era de 200 mil y en 8 meses creó 800.000 empleos. Estamos hablando de cuando Chile tenía 7.000.000 de habitantes. Entonces, porque hago eso y me voy a tomar ese riesgo, por dos cosas. Una: en Medellín se gastan 150 mil millones de pesos al año en estupideces, en plata que nadie ve reflejada en absolutamente nada. Yo prefiero que se vea reflejada en la confianza que motiva a la gente. Y ese mismo cambio de mentalidad va a generar otro tipo de cosas en las personas. Va a generar una credibilidad de que lo tienes todo y que son ellos los únicos que pueden decidir su futuro. Aquí esta la plata, piense, genére una idea con la cual nosotros se la financiemos.

Yo prefiero gastarme $5.000.000.000 en tu proyecto latinoamericano, que $5.000.000.000 en pólvora. Prefiero quemarlos en vos que quemarlos en pólvora, con toda seguridad. Prefiero gastarme $400.000.000 en tu proyecto, que $400.000.000 para transportar a la gorda Botero, que porque el seguro, que la grúa, que si se cae que si se quiebra. Entonces moverla vale $400.000.000 ó $500.000.000 mientras la gente es subyugada por el crimen, mientras la gente no tiene con que pagar los servicios públicos, mientras la gente no tiene con que alquilar una casa, mientras la gente no tiene con que comprar una vivienda, mientras la gente se muere de hambre, mientras la gente no tiene recursos para educarse.

Entonces, lo que nosotros buscamos es, cambiar la ecuación. No generar cupos de empleo, “Hombre Juan Felipe es que usted es un gran empresario, nosotros le vamos a dar unos beneficios tributarios para que usted en sus empresas contrate un 10% más de empleados y nosotros nos beneficiamos”. ¿Para qué? ¿para subutilizar a la gente, para volverla perezosa, para volverla de mentalidad plana? cambiemos la ecuación, creemos empresa. ¿Cómo se crea empresa? ¿Cómo un empresario crea empresa? arriesgando. “Oiga viejo venga, yo quiero montar una fabrica de bicicletas” ¡Hágale!… es la única forma.

GP: ¿Este capital de riesgo de qué modo se debe devolver?
JC: El capital de riesgo va a funcionar de esta forma: al año me tiene que pagar el 2% de interés. O sea si yo le presto 100 millones de pesos usted me tiene que pagar al año 2 millones de pesos. Eso para que, para no caer en detrimento patrimonial. Pero cuando usted sea estable y hayan utilidades, que vamos a conocer a través de la veeduría del fondo. Usted necesita los $500.000.000, para las oficinas, usted va y las consigue y nosotros las giramos a las oficinas. Para los empleados, usted me dice cuantos son los que necesita, cierto, y yo le giro mensualmente a los empleados. Para su salario, el del gerente, se lo giramos. Para los equipos, donde los compro o nosotros como municipio le ayudamos a conseguir los equipos a mitad de precio. ¿Cuántos necesita? Téngalos, ahí están los equipos que necesitaba. ¿Cuántos viáticos necesita? Yo se los giro mensualmente, ¿cuántos no se qué? Entonces, es la veeduría. Cuando nosotros nos demos cuenta que usted tuvo utilidades, me devuelve el 20% de las utilidades, soy un socio más, para que el 20% de utilidades sirvan para seguir alimentando el fondo.

GP: ¿A cuanto tiempo ese 20%?
JC:
No, vamos a ser socios toda la vida.

GP: ¿Y si no funciona la empresa que se montó?
JC:
No pasa absolutamente nada

GP: ¿Todos perdemos?
JC:
Todos perdemos. Perdí yo como municipio, un intento, pero lo hice, lo intenté, y le permití a una persona que lo intentara. Lo que pasa es que este modelo te voy a decir: llevémoslo a términos económicos. En Colombia, una de cada diez compañías sale adelante en 3 años, 9 fracasan; ¿por qué fracasan? Yo soy economista, si usted se va a analizar el porque, es por la plata, por el capital y el costo del capital. Porque usted casi siempre tiene que acceder a unos recursos que son más costosos de lo normal del emprendimiento, y usted 3 años después debe el 75% de lo que prestó. Entonces nosotros le vamos a apostar que usted en 3 años debe el 6% de lo que presto. Y esto en Europa sucede, por que en Europa un capital de riesgo o un capital de libre inversión cuesta el 5% anual. Y ellos son mas educados tienen mas tecnología, tienen mas poder adquisitivo, tienen mas mercado, todo…

Y nosotros con todas las dificultades cuesta más, o sea no salga adelante. Nosotros le vamos a decir a la gente, salga adelante. ¿Por qué? Porque yo lo he visto como empresario. Yo monto empresas, y yo no llamo a preguntar para nada. “Oíste y como nos esta llendo ¿si nos esta llendo bien? mira, cuidado con la plata”, ¡hágale! si nos fue mal, no pare bolas, recoja lo que pueda recoger y ya.

Hermano, montamos una clínica y ya tenemos 16 y lo he visto en el sector privado, de cada 20 emprendimientos han funcionado 14. Y esos 14 generan 1.800 empleos que antes no existían. Y esos 14 generan la riqueza que hoy yo tengo que antes no la tenia, y me permite seguir invirtiendo y creyendo en la gente. Entonces lo que hay que hacer es: hay que traer esa estadística y aplicarla en Medellín, ¿por qué? Vuelvo y le repito: genéticamente somos productivos. Los antioqueños bobos no somos, somos gente de ideas.

Lo que pasa es que si a usted lo van a acostumbrar a que empiece en $5.000.000, usted piensa lo que piensa la gente de hoy en día que accede al banco de las oportunidades. Una freidora, una pipeta y un horno para usted los fines de semana montar palitos de queso y buñuelos en la puerta de la casa y resulta que usted camina por una cuadra y usted se come por ahí 20 buñuelos diferentes. Todo el mundo hace lo mismo y todo el mundo se va a quebrar, así de sencillo y todo el mundo va a quedar endeudado en $5.000.000 mas de lo que estaba antes. Capital de riesgo: ¿qué es el riesgo? todos ganan o todos pierden. Pero siempre en la sociedad colombiana hay un perdedor y es el usuario del dinero. Entonces le vamos a eliminar ese sesgo de perdedor. Simplemente lo intentamos, usted no me debe nada, no le debe nada a absolutamente nadie, y si tiene otra idea, vuelva.

GP: Ese punto me da cabida a otra cosa y es que últimamente se ha hablado de Medellín como una ciudad emprendedora, se ha hablado de los clusters, confección, salud, etc. ¿alguna idea alrededor de la vocación que debe tener Medellín internacionalmente?
JC: Claro, Medellín debe ser un cluster de salud, Medellín debe ser un cluster industrial, pero de industria liviana. Debe ser un cluster tecnológico, debe ser un cluster textil, pero potenciado. Si yo le puedo maximizar los beneficios con este tipo de capitales, en vez de botar $150.000.000.000e pesos yo irrigo esos $150.000.000.000 en la gente, a un 2% efectivo anual. Si uno aquí, el empresario que le va bien hace plata, pagando el 18% o 20% efectivo anual, que no hará pagando el 2%. Y que no hará alivianando el flujo de caja. Que es que usted me tiene que pagar es anualmente. Pero usted tiene que preocuparse mensualmente, primero por la cuota del banco para no quedar mal. Después veo a ver si hay con que pagarle a los trabajadores. No, páguele a los trabajadores porque lo que nosotros necesitamos es generar el empleo, para nosotros el pago de intereses, págueselo a los empleados. ¿Por que entonces qué? Las tasas de desempleo bajan. La gente esta más feliz, más contenta, hay posibilidades de seguir pensando, de seguir creciendo, etcétera.

En el tema de los clusters, hay que apostarle a la tecnología, servicios, salud, textil y energético. Medellín es un cluster energético. A esa vocación hay que apostarle a Medellín. Obviamente, vuelvo y le repito, cabe el cluster industrial porque nosotros somos industriales de nacimiento, por naturaleza. Lo que pasa es que la industria ya no es como antes, que grandes fábricas, unas moles de acero, no… cada vez es más liviano y un todo se hace más pequeño. Pero podemos ser un cluster industrial en fabricación de microchips, por ejemplo. Y podemos ser el cluster industrial de tecnología de avanzada o de punta para Brasil. No se nos olvide que estos señores de aquí al lado tienen aviones, energía nuclear, fabrica automotriz, hidroeléctricas, tecnología de punta, buques. Entonces es simplemente potenciar todo eso.

Mire lo que Usted esta haciendo con su página GALERIAPOLITICA.COM, yo eso le creo como un verraco. De hecho en este momento creamos un portal de compras en grupo que se llama Kactoos.com que es de mi socio Salvador Porte.

Salvador es mi asesor de tecnología para Medellín, en el cluster tecnológico. Pero si usted llega y le dice a su papa, hombre pa, es que necesito una platica para montar una pagina en internet… -No hombre ¡vos es que sos bobo!, ponete a coger bananos en la finca, mira como nos ha ido de bien toda la vida cogiendo bananos. -Hey papa en serio ve, Facebook, hace 5 años no valía un peso, ya vale 50 mil millones de pesos. -No estas loco hermano, que pereza hombre, voy a hablar con tu mamá para que te eche droga en la comida que te estas enloqueciendo. Nosotros no le vamos a decir eso a la gente. Un proyecto medianamente viable no me importa que vaya a hacer, pero hágalo. Hay que hacer eso para que las cosas puedan funcionar.

GP: Salvador Porté ha dicho que en Colombia no se le cree a esos proyectos, que hay que conseguir patrocinadores por fuera…
JC:
Exactamente. En Colombia no se le cree a estos proyectos. Salvador a latinmail y latinchat, lo hizo en Medellín, lo hizo con gente colombiana pero el fue él el que se llevó los US$100.000.000. Así de sencillo. Lo hicieron colombianos. Kactoos va a valer mil millones o 2 mil millones de dólares téngalo por seguro. ¿Quienés lo están haciendo? Colombianos.

GP: ¿Si cree que unos burócratas en la Alcaldía de Medellín, dedicados a evaluar proyectos reconozcan la viabilidad de estos proyectos de tecnología? Burócratas en el sentido de personas en una oficina, dedicados a mirar si algo funciona desde la parte teórica.
JC:
Teórica no. Es que otra cosa que tiene esto es que no solo es teoría. Yo, voy a llevar allá mi espíritu, emprendedor, olfato, ya no más. A mi no me presente papeles.

GP: Pero Juan Felipe no es el que va a calificar todos esos proyectos…
JC:
No, Juan Felipe no es el que va a calificar todos esos proyectos, pero Juan Felipe tiene gente que huele como él, que piensa como él y que sabe que esa es la salida. ¿Si me entiende? Y para evitar sesgos, seria capaz hasta de traer personas internacionales para eso. Por ejemplo: si yo traigo una persona como Salvador Porte, fundador de LatinMail y Kactoos, y la pongo para que vea esos proyectos de tecnología, Salvador sabe la mediana viabilidad de eso, sabe el empeño que necesita y la decisión que necesita.

Es que hay que poner a la gente que sabe en lo que sabe. Yo no puedo nombrar allá una persona, que no sabe, que no ha hecho una empresa en su vida, que no ha arriesgado un peso en su vida, a que busque la forma de ver cosas. Yo tengo que poner a alguien que haya hecho todo. Y que le haya tirado a todo. Y que le haya funcionado la mitad, o menos de la mitad, pero por lo menos es proactivo.

Entonces, las oficinas van a estar, siempre van a ser oficinas. Lo importante y el cambio generacional, y el cambio de alcaldía y el cambio de liderazgo, es ese líder a quien puso ahí. A quien puso ese líder ahí. Por que es que, un ejemplo: la historia que nos muestra, un líder: Alejandro Magno. La gente que puso a su lado: Filotas en la falange, Efestión en la caballería, cierto. ¿Por qué? Porque eran su grupo, creció con ellos, los educó Aristóteles. Fueron educados con la misma cosa, pero el había nacido para ser rey, y los otros para ser los caballeros del rey.

Medellín necesita un líder y un liderazgo diferente. Ese liderazgo que tenemos hoy en día que es: venga, tráigame el proyecto, vamos a ver viabilidades. Yo ya se que eso no funciona. Es que yo soy empresario y yo lo puedo decir. No funciona, ningún negocio poniendo papeles funciona por lindo que sea. Si usted hoy en día va a montar el Banco de Colombia… mire que un banco puede llegar a ser el Banco de Colombia, pero si usted hoy en día lo va a montar, usted llega y lo que le enseñan es sobre contingencias. “Que si Hugo Chávez y que hacer si nos invade Hugo Chávez”. La gente piensa en esas estupideces. Uno no puede pensar en eso, uno no puede pensar en todo lo que puede pasar. ¿Y si usted se muere mañana? uno no puede pensar en eso, uno tiene que pensar en lo que va hacer, y sin importar lo que pase hay que hacerlo.

A eso es a lo que yo le apuesto. Y como yo le apuesto a mi gente porque yo se que mi gente es productiva. Vea, los pelaos en las universidades tienen miles y miles y miles de proyectos, pero ¿a qué salen esos pelaos? Dígame ¿a qué salen? A administrar un banco. Se demoran 80 años en recuperar la inversión que hicieron en su educación. ¿Qué va a pasar? La educación no va a ser un buen negocio. Estamos en un problema, en una disyuntiva que la educación mañana no va a ser negocio. Y yo ¿pa´ qué me educo? ¿Para ser un fracasado como mi papá? 3 carreras, y toda la vida en el mismo puesto, rascándose la cabeza, sin tener con que darme a mi unos tenis porque no había plata, y el más estudiado del mundo. No, yo me voy a trabajar con Rosario Tijeras; me gano 8 millones de pesos. Y a veces en el mes me llaman y a veces no me llaman. Y cuando me llaman, voy y hago lo que tengo que hacer y punto… y vos sos un bobo. Metido en un banco, millón quinientos mas comisiones, no papa, madrugando, no viejo ¿Me entiende la disyuntiva en la que estamos? Hay que creerle a la gente, y eso va a generar algo diferente. Y no son cosas de que, hombre es que este un proceso diferente, esto no es un proceso, esto aquí uno toma medidas, inmediatas, con capacidad, autoridad y liderazgo. Y le digo que Medellín cambia en 4 años totalmente. Totalmente.

GP: ¿Por qué debería ser Juan Felipe Campuzano el candidato del partido de la U para la alcaldía de Medellín?
JC:
Hombre, porque el Partido de la U, es un partido nuevo, en teoría; es un partido que le ha apostado a la seguridad. Indudablemente Juan Felipe Campuzano en un hombre que se juega por la seguridad, transpira seguridad, y sabe que hacer con ella. Es que sabe que la seguridad es un insumo, la seguridad no es pa´ que la gente diga: “oiga es que usted es un buen alcalde porque aquí no matan a nadie”. No, yo se para que es la seguridad, para que no asesinen a mi gente pero para poder hacer económicamente lo que Medellín puede llegar a ser.

Creo que Juan Felipe Campuzano debe ser el candidato de la U, porque va a hacer un partido nuevo que propende por nuevos liderazgos, cierto. No encontraron esos liderazgos ni en el Partido Liberal ni en el Partido Conservador y crearon el Partido de la U, entonces que eso seguiría con la ley, con la línea del Partido de la U. Personas nuevas, personas medibles, personas con propuestas loables, y con capacidad de hacerlas, de ejecutarlas.

GP: ¿Algún mensaje en especial que la gente debe tener en la mente, de la propuesta de Juan Felipe Campuzano?
JC: Pues en primer lugar que soy un hombre que ama a la gente en realidad, me preocupa la gente; soy profundamente patriota, creo en las posibilidades que tiene Medellín, creo en las posibilidades que tiene Colombia y se me hace agua la boca, para hacer todo lo que soy capaz de hacer, para liderar todo lo que puedo liderar y para transformar definitivamente a Medellín, ese es el mensaje.