El 20 de agosto de 1989 en el Cementerio Central de Bogotá, las palabras de un joven, de tan solo 17 años, determinaron el rumbo del país en los próximos años. Se trataba de Juan Manuel Galán, hijo del líder político Luis Carlos Galán, asesinado sólo dos días antes por las balas del narcotráfico. “Quiero decirle al doctor César Gaviria, en nombre de mi familia y del pueblo, que en sus manos encomendamos las banderas de mi padre y que cuenta con el respaldo para que sea usted el presidente que Colombia necesitaba y quería» Ganó 8 meses después la consulta liberal y el 27 de mayo la presidencia de Colombia para implementar un modelo económico que abrió abruptamente la economía colombiana al mundo.

Hoy, 34 años después, Juan Manuel se ha distanciado de César Gaviria y el Partido Liberal para transitar su porpio camino a través del Nuevo Liberalismo, que recobró su personería jurídica gracias a un fallo de la Corte Constitucional en 2021 que le permitió al NL participar en las elecciones legislativas y presidenciales de 2022 y que ahora cuentan con el máximo cargo del Palacio Liévano a través de la alcaldía de Carlos Fernando Galán en Bogotá, hermano de Juan Manuel.

En GALERÍA POLÍTICA estuvimos conversando con Juan Manuel Galán Pachón, director nacional del Partido Nuevo Liberalismo, sobre el gobierno de Gustavo Petro, las reformas que ha propuesto y la reciente encuesta de Semana-CNC que lo pone de primero en intención de voto, a dos años de las elecciones presidenciales en Colombia, con un 13%, seguido por Sergio fajardo con 12% y Claudia López con 9%.

Nos cuenta que no ve con tranquilidad la forma de actuar del Gobierno Nacional con respecto a la institucionalización y el fomento del caos. La salida de los técnicos del Departamento de Planeación Nacional, es una muestra de ello. “El país tampoco quiere irse por un despeñadero de desinstitucionalización, de desacato de los fallos, de corrupción, como hemos visto, rampante en este gobierno. De sacar a los técnicos, de no responder a la evidencia, de no respetar la institucionalidad, de generar caos o sosobra permanentemente en el discurso político”, afirma Galán quien también ve con precocupación la falta de ejecución del Ejecutivo: “Botaron todos los equipos técnicos del Ministerio de Hacienda, de Planeación Nacional y eso es gravísimo para para la institucionalidad del país pero sobre todo para la gente que está esperando soluciones y ejecución del gobierno”

Le preguntamos por los aprendizajes le dejó la Coalición Centro Esperanza en las elecciones pasadas de 2022, donde la alianza de los candidatos de centro, implosionó dejando fuertes desencuentros. Juan Manuel Galán nos cuenta que fueron varios los aprendizajes: “Primero, que realmente quienes no estamos con la extrema derecha ni con la extrema izquierda tenemos que definir una identidad clara. Yo, por ejemplo, siempre he sido de ideas liberales. Yo siempre he pensado en los más débiles en la conquista de derechos, en la igualdad pero de oportunidades no al estilo comunista y socialista sino en temas de oportunidades todos merecemos como ciudadanos”.

Todo parece indicar, entonces, que el Nuevo Liberalismo marcará distancia, como muchos otros partidos por fuera del Pacto Histórico, con el fondo y la forma del gobierno Petro que finalmente ha dejado claro que no está dispuesto a buscar alianzas sino adhesiones. “Yo no veo a un gobierno dispuesto a ceder. Veo un gobierno autoritario, impositivo, además inepto absolutamente en la ejecución presupuestal”, dice Galán.

Finalmente una buena noticia para nuestros seguidores del departamento de Antioquia, la próxima reunión del Nuevo Liberalismo será en en Rionegro “Es un principio fundamental histórico del nuevo liberalismo la defensa de la descentralización. Por eso vamos a hacer nuestra próxima hackathon, que va a ser nuestra Cumbre programática participativa, en Rionegro Antioquia, por la Constitución de 1863 de los Estados Unidos de Colombia”.

El video completo de la entrevista del líder del Nuevo Liberalismo con Carlos Andrés Naranjo Sierra, director de GALERÍA POLÍTICA, a continuación:

Deja un comentario