Aníbal, el muñeco de cera

La fotografía de la campaña de Aníbal Gaviria es el epíteto del retoque digital. Los rasgos redondeados e infantiles de la cara del candidato, se ven acentuados por la manipulación de la fotografía, que elimina la textura natural de la piel y la expresión amable del exgobernador de Antioquia, a tal punto que pierde toda naturalidad y parece sacado de un museo de cera.

Esto, sumado a un fondo blanco, en el que escasamente se ven las imágenes de pequeño grupo de personas que representan distintas clases sociales y étnias, hace que el mensaje de “Todos por la vida. Viva Medellín”, pierda contundencia. El símbolo de la mano con el pulgar hacia arriba es un interesante ícono pero tan genérico que candidatos de otras campañas contrarias también lo usan. Como pieza publicitaria carece de fuerza y su lema de campaña no logra diferenciar al otrora candidato a la vicepresidencia de Colombia.

Lo anterior ha hecho que más que sus propuestas políticas, la identificación y simpatía con el aspirante a la alcaldía de Medellín, se base en la indignación y especial consideración que produce la tan mencionada propaganda negra que presuntamente se hace en su contra, reforzando el mensaje de su compañero de fórmula a la Gobernación de Antioquia, Sergio Fajardo: “Nosotros los limpios, ustedes los sucios”, con lo cual, al parecer, se busca impregnar a Aníbal de un poco del carisma del político verde.

De todos los candidatos a la Alcaldía de Medellín, fue el único que no pudimos entrevistar para GALERIAPOLITICA.COM pues su comunicador, Miguel Jaramillo Luján, amagó varias veces con asignarnos una cita, insinuándonos un guión para la entrevista, que finalmente nunca se concretó, y a la que se sumó su extraña indignación pública por nuestro artículo 7 claves publicitarias para los candidatos primerizos, trasmitido por TeleMedellín.