Campaña express de marketing electoral

La comunicación política es más importante hoy que nunca. La forma en que se transmite una propuesta política hace la diferencia entre el éxito o fracaso de una campaña de marketing electoral. Por eso hemos diseñado esta Campaña Express para aquellos candidatos que buscan algo económico, rápido y efectivo para su campaña política.

A continuación encontrará la presentación completa con los servicios que incluye y sus respectivos valores en pesos colombianos. Tenga en cuenta que estos valores pueden variar con el tiempo al igual que la disponibilidad del producto. Ante cualquier duda por favor comuníquese con los datos de contacto que aparecen al final de la misma.

Pensar rápido y pensar despacio en campañas políticas

Por: Carlos Andrés Naranjo Sierra
Nuestro cerebro es el fruto de millones de años de evolución, los cuales han esculpido su funcionamiento como una poderosa herramienta de supervivencia a partir de la metacognición y la imaginación, pero esta poderosa herramienta está supeditada a cometer frecuentes errores de juicio que influyen directamente en cómo decidimos por quién votar en las elecciones y, en consecuencia, en la democracia misma.

No podemos olvidar que el cerebro humano está diseñado para un mundo que existió en el período paleolítico, donde las decisiones debían tomarse rápida y efectivamente para no terminar en el fondo de un acantilado o de la boca de un depredador. Esto hace que tomemos decisiones cotidianas en una especie de piloto automático que es presa fácil de estímulos netamente emocionales, lo que el psicólogo, y premio Nobel de economía, Daniel Kanheman, ha llamado la heurística.

La heurística es una forma de atajo mental que hace que resumamos superficialmente los datos disponibles para la toma de una decisión, no importa si es para comprar una crema dental o para votar por un presidente. Aunque esto pueda parecer banal o molesto para algunos, el cerebro no funciona como queremos, sino como es. Por eso debemos trabajar para entenderlo, para entendernos. Tal vez así podamos darnos cuenta de nuestros sesgos y hacer algo al respecto.

Kanheman divide el pensamiento en dos tipos: rápido y lento. El rápido es el que usamos con mayor frecuencia, conectado al sistema límbico. El lento, conectado al neocórtex, suele ser menos frecuente pues exige más tiempo y esfuerzo, y todos los sistemas, incluyendo nuestro sistema nervioso, tienden al consumir el mínimo posible de energía para ser eficientes. De modo que pensar racionalmente exige un costo adicional que no todos están dispuestos a pagar. De allí que las campañas publicitarias (comerciales) y de propaganda (ideológicas) dirijan sus argumentos a la emoción y no a la razón.

Asco, miedo, alegría, tristeza e ira, son las emociones básicas a las que suelen dirigirse los mensajes de marketing comercial y electoral. La argumentación racional infortunadamente no suele funcionar bien en primera instancia, pues pide al elector un costo mental alto y el proceso psicológico de elegir un candidato, suele funcionar como una decisión de bajo involucramiento, neurológicamente similar a la compra de un pequeño electrodoméstico. Es decir, pensamiento rápido, altamente supeditado a los sesgos cognitivos.

¿Está condenada la democracia a padecer los peligros del voto emocional? No necesariamente. Algunas campañas se las han ingeniado para comunicar argumentos racionales en empaques emocionales. Empaques que sirven de vehículo para que ideas un poco más complejas, y generalmente necesarias, lleguen al elector por medio de un canal que funciona en modo rápido pero que luego puede funcionar en modo lento y reflexivo. La frase ganadora de la campaña Clinton Vs. Bush (padre) de 1992 es un buen ejemplo: «es la economía, estúpido».

Si usted pretende embarcarse en una campaña de marketing electoral, como parte de su estrategia de marketing político, tenga en cuenta estas breves reflexiones. No para quedarse en la forma, sin propuestas y sin razones (después de todo el marketing de gobierno le exigirá que sus promesas funcionen en la complejidad de la vida real), pero sí para construir un mensaje que se conecte emocionalmente con sus electores. De otro modo sus propuestas, por muy buenas que sean, corren el riesgo de no recibir la suficiente atención para convertirse en el suficiente número de votos para hacerse realidad.

Cinco medios digitales imprescindibles en marketing político

Por: Carlos Andrés Naranjo-Sierra
El mundo de la política 2.0 o el marketing digital político, hasta hace pocos años era considerado sólo como un apoyo a la mezcla de medios tradicionales de toda campaña de propaganda. Sin embargo, hoy el marketing político digital se ha convertido en la principal plataforma de comunicación de todo candidato político, debido a su agilidad, facilidad y efectividad. Para construir una campaña política hay cientos de redes y aplicaciones digitales, pero sólo hay cinco medios que son imprescindibles y que todo político debería considerar a la hora de figurar en internet.

Estos medios están directamente relacionados con dos variables fundamentales que determinan el funcionamiento de una campaña de publicidad online y marketing digital: las redes sociales y los motores de búsqueda. A partir de allí, se construyen las estrategias de comunicación política que repercutirán en el éxito o el fracaso del mensaje del candidato a un cargo de elección popular. Es por ello que a la hora de realizar su campaña política, no debería dejar de lado los siguientes medios digitales:

  1. Twitter
    Es el medio político por defecto. La mayoría de los hombres y mujeres de política en el mundo se encuentran en esta red. Y si bien algunos no la usan con frecuencia, por lo menos figuran sus cuentas. Twitter se ha convertido en una red social, eminentemente política por su carácter de opinión, en la que candidatos y electores se comunican incesantemente por medio de mensajes breves que no superan los 140 caracteres.
  2. Perfil y/o Página en Google+
    Algunos dirán que es más importante en Facebook que en Google+, y podrán tener razón, dependiendo del perfil de sus electores. Pero no deben olvidar el poder que ha asignado Google a su red social para el posicionamiento en motores de búsqueda, en la que privilegia los datos de Google+ en las búsquedas orgánicas. Algo no despreciable si no se cuenta con un presupuesto de publicidad abultado.
  3. Página personal y/o blog
    Hasta hace poco lo más importante era hacer presencia en la red por medio de una página web, pero ahora no es suficiente. La generación constante de contenido por medio de blogs es muy valorada para SEO (Search Engine Optimization) ya que lo que les interesa a los buscadores como Google o Yahoo es la información fresca y recurrente, que haga de internet un sitio nuevo cada segundo, atrayendo cada vez más usuarios y consumo de datos. Otra ventaja adicional es que una página web y un blog son sitios propios en los que no se depende de políticas de terceros para administrar el contenido, lo que sí sucede en las redes sociales donde se depende de lo que Twitter, Facebook o Instagram determinen. Tenga en cuenta que una página y en especial un blog, exigen un esfuerzo permanente para generar información original. No copie contendio pues además del tema legal, será penalizado fuertemente por buscadores como Google, que lo descartarán de sus resultados de búsqueda.
  4. Email marketing
    Casi 8 de cada 10 ventas de comercio electrónico se generan por un correo electrónico que llega a la bandeja de entrada, sobreviviendo a los filtros anti spam. Eso nos da una idea de lo importante que es el correo electrónico para la difusión de la información en nuestros días y las campañas políticas no son la excepción. Por supuesto que no se trata de enviar mensajes a diestra y siniestra sino en hacerlo con una estrategia clave y respetando la privacidad de los usuarios. Un buen ejemplo son los mensajes de Boletines Naranjo Publicidad.
  5. Artículo en Wikipedia
    Mis colegas Community Managers seguramente me lincharán por publicar este punto pues es uno de los ases bajo la manga que no suelen compartirse abiertamente. Sin embargo su importancia es fundamental. Para el algoritmo de Google es evidente que Wikipedia representa una de las páginas con mejor Page Rank, lo que hace que su contendido sea de gran valor para aparecer en la pagina inicial de los resultados de búsqueda ¿Y qué pasa si no aparezco en la primera página de esos resultados? Hay otras alternativas basadas en el SEM (Search Engine Marketing) pero deben pagarse. De ellas hablaremos en un artículo posterior.

Por qué Bachelet ganará las elecciones presidenciales de este domingo


Por: Carlos Andrés Naranjo-Sierra
Este domingo 15 de diciembre los chilenos irán a las urnas en la segunda vuelta presidencial para elegir entre la candidata oficialista Evelyn Matthei, por la Alianza por Chile, y la expresidenta y líder de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelett en una campaña inusual en Chile por la voluntariedad del voto que anteriormente era de carácter obligatorio. En mi reciente viaje a Chile tuve la oportunidad de ver de cerca lo que sucedía con las campañas políticas en Santiago y Valparaiso, una visión realmente estrecha pero que me permite aventurar algunas conclusiones en torno a la conceptualización y diseño de las campañas políticas basado en el supuesto de que el mensaje se transmite por igual en todo los medios de comunicación del territorio chileno.

Lo primero es considerar que la jornada electoral representa para ambos bandos, el reto de superar la abstención, cercana al 50% de la población votante, de la pasada primera vuelta, y que otorga a Bachelet un promedio del 60% de intención de voto y a Matthei un 40%. Se especula que con el voto voluntario las clases altas se acercarán más a las urnas que las bajas pero las cifras muestran que esto no es cierto o que una importante segmento de esta clase está con Michelle Bachelet pues los estudios muestras una mayor disposición de sus seguidores para salir a votar el próximo domingo.

Además es de esperarse que en una país que tuvo una dictadura militar, que terminó hace poco más de 20 años, los recuerdos dolorosos sigan vivos en algunas comunidades y que estos resentimientos marquen la elección simplemente por el hecho de representar la derecha o no, independientemente de sus planteamientos y su tono, así que para algunos todo aquello que huela a neoliberalismo es rechazado de tajo. Bachelet tiene entonces un gran punto a su favor en estas comunidades por el sólo hecho de ser la opción de no derecha y tal vez eso explique un poco por qué la mayoría del vandalismo que vi, fue contra los candidatos y mensajes afectos a Matthei.

Pero no será solo el significado de la palabra «derecha» en Chile lo que de una ventaja considerable a Michelle Bachelete. Su campaña es clara y conceptualmente bien pensada con el eslogan «Chile para todos, todos con Michelle». Los mensajes que se leen en sus comerciales y vallas son coherentes y hablan de propuestas concretas como el seguro de salud, una nueva constitución o la reforma educativa, algo en lo que retóricamente la derecha se ve en apuros pues sus mensajes no tienen la misma facilidad de aceptación en el público general y que en el caso de Matthei  se han reducido a repetir lemas publicitarios como «Sí se puede» y «Un 7 para Chile».

¿Un 7 para Chile? Sí, la candidata oficialista tiene el número 7 en el tarjetón, mientras que la candidata de la Nueva Mayoría tiene el 6 pero no este no parece ser un punto importante en un tarjetón con sólo dos candidatas y una casilla de voto en blanco. Sin embargo la campaña de Evelyn ha centrado parte de sus esfuerzos de comunicación en recordar su número a los electores, que adicionalmente no tiene un especial significado como sería el 1, el 5 o el 10, y que desperdicia importantes impactos para una contienda en la que comenzó en desventaja por entrar tarde y en la que continúa gracias a sus asesores en marketing político.

La creciente importancia del marketing digital es clara en ambas campañas (Ver sitio web de Bachelet / Ver sitio web de Matthei) pero de nuevo los mensajes de la expresidenta chilena parecen generar más involucramiento (engagement) que los de la exministra de trabajo. El engagement no se basa sólo en el número de seguidores y de likes sino en el compromiso de esos seguidores, por medio de la publicación de mensajes originales y la intención permanente de compartir el contenido de la campaña de su preferencia, lo cual genera cerca a su vez un 30% más de impresiones en redes que los simples likes en Facebook o favoritos en Twitter.

Volviendo el concepto central de las campañas, considera que para otra parte de la población, que comulga con el modelo económico chileno, pudo ser relevante un mensaje para la campaña de Matthei del tipo «Para que el cambio continúe» o «Por un Chile que avanza» pero la reducción de sus mensajes al número 7 y a un lema de unidad, abrió una brecha hábilmente aprovechada la campaña rival para reposicionar a la candidata oficialista como «la representante del continuismo y nosotros del cambio». El lema «Para que el cambio continúe» n la campaña de Matthei hubiera neutralizado parte de esa idea, colocando a Bachelet en la posición de exmandataria.

Amanecerá y veremos que sucede este domingo al final del día, cuando se cierre la jornada electoral chilena para elegir la nueva ocupante de La Moneda durante los próximos cuatro años. Pero todo parece indicar que será nuevamente Michelle Bachelet la encargada de dirigir el destino del país austral y sus cerca de 16 millones de habitantes, que marca uno de los mayores progresos económicos de la región y en los vientos provenientes del Polo y del Océano Pacífico continúan leyendo sin cesar, los magistrales versos de Gabriela Mistral y de Pablo Neruda.