Juan Manuel Santos gana el Premio Nobel de Paz

En la madrugada de este viernes 7 de octubre de 2016, el comité noruego del premio Nobel, reconoció el esfuerzo del pueblo colombiano para acabar con un conflicto de más de cincuenta años, a través del premio Nobel de Paz que se entregará al presidente Juan Manuel Santos.

La portavoz del famoso galardón afirmó que «El comité ha decidido otorgar el Premio Nobel de Paz 2016 al presidente colombiano Juan Manuel Santos por su decidido esfuerzo por acabar por una guerra civil de más de cincuenta años […] El premio también es un tributo al pueblo de Colombia que a pesar de las grandes dificultades, no ha perdido la esperanza de una paz justa».

En pasadas ocasiones, el Premio Nobel ha sido entregado a las partes que están en conflicto, como el caso de Israel y Palestina. Sin embargo en esta ocasión sólo se entregará a Juan Manuel Santos y no a la guerrilla de las Farc. La presidenta del Comité Nobel de Noruega, Kaci Kullmann Five, explicó este jueves que a pesar de que el presidente Juan Manuel Santos estaba nominado junto con Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, jefe de las Farc, fue el primero quien tomó la iniciativa por la paz.

Juan Manuel Santos manifestó que esta distinción es por las víctimas y para que no haya ni una sola más: “debemos reconciliarnos y unirnos para culminar este proceso, y comenzar a construir una paz estable y duradera”, afirmó el presidente colombiano.

Corte salvó el Marco Jurídico para la Paz pero le pusó freno a la política del Fiscal Montealegre

Diálogos FARC en La Habana
Con una votación holgada de siete magistrados contra dos, la Corte Constitucional de Colombia avaló el llamado Marco Jurídico para la Paz, una de las piezas que el Gobierno Santos considera fundamentales para avanzar en el proceso con las FARC. Sin embargo, no todo es color de rosa para el mandatario colombiano ya que la misma corte estableció unas pautas interpretativas que van en contravía de la política criminal que el fiscal general Eduardo Montealegre ha venido implementando.

El fallo estudió una demanda interpuesta por Gustavo Gallón, el director de la Comisión Colombiana de Juristas, que alegaba que esta reforma violaba el pilar esencial de la Constitución que exige respetar, proteger y garantizar los derechos de la sociedad y de las víctimas investigando todas las graves violaciones a los derechos humanos. Y violaba a tal punto este deber esencial que si se aprobaba el acto legislativo “sustituiría” la Constitución.

De hecho, en días recientes el presidente Santos se refirió a varias cartas que recibió de organizaciones internacionales como Human Rights Watch en las que afirma que El Marco para la Paz es “es claramente contraria a la obligación jurídica asumida por Colombia conforme al Derecho Internacional de investigar, juzgar y sancionar a todos aquellos que compartan responsabilidad por delitos de lesa humanidad y otras graves violaciones de derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario”.

Esta norma estatutaria busca básicamente tres cosas:

  1. La posibilidad de que el Congreso cree unos criterios de selección y priorización de casos que le permitan a la Fiscalía centrar sus esfuerzos en investigar penalmente solo a los máximos responsables de los delitos de lesa humanidad, genocidio y crímenes de guerra cometidos de manera sistemática.
  2. Renunciar a perseguir penalmente a aquellos que no son los máximos responsables de ese tipo de delitos.
  3. Suspender la ejecución de penas, aplicar penas diferentes a la cárcel y otro tipo de sanciones extrajudiciales.

De esta forma con el Marco Jurídico, las FARC podrían terminar con solo unos 15 o 20 guerrilleros purgando penas, ya que fueron los que cometieron los crímenes de lesa humanidad, y permitir que todos los otros ocho mil o diez mil miembros del grupo armado, se salven de ir a la cárcel o inclusive de ser investigados. Según el comunicado expedido ayer tarde en la noche, la Corte Constitucional considera que “para alcanzar una paz estable y duradera es legítimo adoptar medidas de justicia transicional, como los mecanismos de selección y priorización.”

Si desea conocer más sobre esta ley, lo invitamos a leer el artículo de la Revista Legis llamado Todo sobre el Marco legal para la paz.

Las FARC anuncian que ahora son reconocidas políticamente


A través de un video, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, afirmó este martes que «otra Colombia es posible y entre todos podemos modelarla». Apuntó además que con la firma de Acuerdo para la Terminación del Conflicto se avanza hacia una la paz para Colombia, un noble objetivo que, según afirmó, «venimos buscando desde hace ya algún tiempo».

El líder de la guerrilla, conocido como Timochenko, aseguró que la salida no es la guerra sino el diálogo civilizado y expresó su deseo de que estas negociaciones de paz no fracasen como las que en el pasado se llevaron a cabo entre las FARC y el Gobierno de Andrés Pastrana.

«Volvemos a una mesa reconocidos como adversarios y avalados por la comunidad internacional»

Fuente: TeleSur

Santos confirma acuerdo marco de paz sin cese de operaciones militares


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó este martes la firma de un acuerdo marco llamado Acuerdo General para la Terminación del Conflicto «que establece una hoja de ruta para llegar a un acuerdo final que termine de una vez por todas esta violencia entre hijos de una misma nación». En el documento no se prevé despeje alguno de territorio ni cese de operaciones militares.

En cadena nacional el mandatario afirmó que este acuerdo es diferente a otros a los que se ha llegado en el pasado. Destacó que el Gobierno no hará concesiones de ningún tipo en el terreno militar, pues no se ha establecido despeje de territorio y afirmó que las operaciones militares continuarán con la misma o mayor efectividad.

Indicó que la solución del conflicto armado solo será posible si se siguen tres principios: Aprender de los errores del pasado para no repetirlos, cualquier proceso tiene que llevar al fin del conflicto y no a su prolongación y no ceder ni un milímetro del territorio nacional.

Santos agregó que las negociaciones “se llevaron a cabo en La Habana con el acompañamiento de Cuba y Noruega después de año y medio de trabajos preparatorios. Se acordó la agenda del juego de un proceso que debe ser digno y debe ser eficaz”.

Colombia ha cambiado

El Presidente expresó que las negociaciones de paz son una oportunidad porque Colombia y el mundo han cambiado. «Hoy podemos hablar de paz porque estamos avanzando y porque el uso de la violencia es cosa del pasado y ningún país de la región lo tolera”, añadió.

Resaltó que “este acuerdo no es ya la paz, ni se trata de un acuerdo final, es una hoja de ruta que define los términos para llegar al final».

Manifestó tener la convicción de que se está ante la oportunidad de terminar el conflicto y afirmó que «será un camino difícil, pero un camino que debe ser aprovechado por cualquier gobernante responsable, porque cientos de colombianos tienen un familiar que ha sido víctima de la violencia».

Proceso comienza en octubre

Santos informó que el proceso de negociaciones comenzará en Oslo (capital de Noruega) el 15 de octubre próximo y luego continuarán en La Habana.

El mandatario colombiano agradeció a Noruega y Cuba, países donde se llevarán acabo las conversaciones. De igual manera, agradeció a Venezuela y Chile quienes serán acompañantes en los diálogos de paz.

Resaltó que el proceso establece un acuerdo dividido en tres fases: la exploratoria, estará enmarcada en sesiones de trabajo directas sin intermediarios y sin interrupciones y será la implementación de todo lo acordado con las correspondientes garantías.

El segundo punto de este plan de Paz «es proveer garantías para la oposición política del país y que se garantice la participación ciudadana, no solo normas, sino que sea una realidad, que quienes disientan lo hagan sin temor”.

El tercer punto «es la finalización del conflicto como tal, que se depongan las armas, y se permita la reintegración de las FARC a la vida civil junto a medidas del gobierno para el  proceso de terminación del conflicto».

“Gracias especiales a Cuba y a Noruega, pues este acuerdo no hubiese sido posible sin ellos. Ellos actuarán como anfitriones y garantes. Asimismo, agradecemos a las naciones de Venezuela y de Chile por su disposición permanente y apoyar este Plan de Paz. Venezuela y Chile serán acompañantes”.

El mandatario aseguró que “vamos a seguir comunicando los avances de este plan de Paz, manteniendo el carácter serio y discreto de las conversaciones».

Lea aquí el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto

Fuente: TeleSur